Inuyasha
Bienvenidos al foro exclusivo de Inuyasha

Inuyasha Crossh My Hearts - [Kagome/NP] Angst/PFF

Ir abajo

Inuyasha Crossh My Hearts - [Kagome/NP] Angst/PFF

Mensaje por serena_serenity el Jue Jun 03, 2010 10:49 am



CROSH MY HEARTS - La Cruz de mi corazón

EPILOGO: La historia continua

“Yo era una chica normal y corriente, con una vida normal, hasta que de repente en el pozo de mi templo se abrió y de él salía un demonio ciempiés que me arrastro a 500 años atrás en el tiempo; a la época de las guerras civiles.

En esa época descubrí que ya no era una chica con una vida normal; mi vida cambio al descubrir que era la reencarnación de una poderosa sacerdotisa que su misión era cuidar y proteger algo… “La perla de Shikon”; esa chica se llamaba Kikyo.

También descubrí que ese mundo tampoco no era tan normal, ya que había demonios y hanyuo ¿Qué es un hanyuo? Un hanyuo es un medio demonio, es decir… mitad bestia… mitad humano.

Yo conocí a uno y me enamore de él; su nombre era Inuyasha; Inuyasha era y es un chico muy tozudo, cascarrabias, celoso, molestón, tonto… etc. Pero a pesar de todo eso, Inuyasha tenía un gran corazón y se preocupaba mucho por sus amigos.

Al principio de toda esta historia al yo descubrir que era una sacerdotisa con poder espirituales; dentro de mi estaba la preciada perla de Shikon, por lo que ahora era mi misión protegerla.

Entre Inuyasha y yo al principio nos llevábamos como perro y gato… o bueno… él era el que no quería nada conmigo y siempre quería la Shikon para el convertirse en un demonio completo, nunca lo comprendí porque quería algo así… si ya era fuerte.

Bueno la cosa es que después de unos días, un error mío al lanzar una flecha a un pájaro demonio… ¡Destruí la Shikon en miles de pedazos!

Por lo que comenzó mi viaje para recolectar todos esos fragmentos junto a Inuyasha. En el viaje fui conociendo a nuevos amigos.

Primero apareció Shippo, un demonio zorro que estaba solo ya que los hermanos del trueno habían matado a su familia; pero Inuyasha termino con ellos. Después se nos unió un monje pervertido llamado Miroku, el fue el que nos hablo de “Naraku” y al parecer fue él quien les tendió la trampa a Inuyasha y Kikyo hace 50 años atrás; Inuyasha al saberlo, quiere encontrarlo para matarlo y así vengarse. A continuación en el viaje se nos unió una exterminadora y mi mejor amiga; Sango. Ella lo pasó muy mal ya que Naraku les tendió una trampa e hizo que controlando a su hermano Kohaku, matara a su padre y sus compañeros.

Sango fue la única en sobrevivir y primero fue engañada nuevamente por Naraku al decirle que Inuyasha había sido quien había destruido su pueblo y había matado a los aldeanos; pero al Sango descubrir la verdad, quiso vengarse de Naraku y recuperar a su hermano que aún estaba bajo el control de Naraku.

A fin de toda esta historia que os estoy contando, todos juntos logramos vencer a Naraku; Inuyasha pudo vengarse, Miroku logro romper la maldición de su vórtice, Sango también pudo vengarse y recuperar a su hermano.

Shippo y yo como no teníamos a nadie que vengar, no teníamos ningún objetivo pero nos sentimos felices.

Nuevamente la perla volvió a mí, así que mi misión ahora era protegerla ante todo mal.

¿Creen entonces… que la historia terminaba así? Pues no.

La razón por la que estoy explicando todo esto es porque la historia continua, habrá personajes nuevos, nuevas sorpresas, nuevos problemas… y la cosa… es que todo sucederá en mi época y también habrá algo importante en esta nueva aventura… yo… yo encontrare a la verdadera persona que debo amar ¿Qué quién es? Je, je ya lo descubriréis a lo largo de la historia… ¡Ah! Y mi nombre es… Kagome Higurashi”

Continuara…


Esta es mi historia de Inuyasha
esta es tan solo la introduccion
pronto traere los capis
en esta historia habra romance de Kagome con otra persona, asi que no es un Kag x Inu xDD[/quote]
avatar
serena_serenity
myoga
myoga

Sexo : Femenino
Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 31/05/2010
Edad : 26
Localización : Las Palmas

Volver arriba Ir abajo

Re: Inuyasha Crossh My Hearts - [Kagome/NP] Angst/PFF

Mensaje por Inuyasha777 el Jue Jun 03, 2010 12:36 pm

Hola!!

Muy buen aporte, jajaja inuyasha tendra mas competencia xD

Inuyasha777
Kirara
Kirara

Sexo : Masculino
Mensajes : 248
Fecha de inscripción : 23/04/2010
Edad : 23
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Inuyasha Crossh My Hearts - [Kagome/NP] Angst/PFF

Mensaje por cristal el Vie Jun 04, 2010 6:32 am

waw!! Esta historia es muy prometedora!
bien por tu fan fic!!!! arigatoo!!
avatar
cristal
SESSHOMARU
SESSHOMARU

Sexo : Femenino
Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 11/05/2010
Localización : argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: Inuyasha Crossh My Hearts - [Kagome/NP] Angst/PFF

Mensaje por serena_serenity el Vie Jun 04, 2010 9:56 am

aqui traigo ya el 1º capitulo n_n
espero que os guste
he añadido un opennig que hize del fics xDD


Capitulo 1: Todo en calma por fin

Hacía un tiempo esplendido en la época del sengoku, nuestros amigos comenzaban a despertar después de que anoche habían hecho una gran fiesta por la derrota de Naraku.
Kagome fue la primera en despertar, está se sentó sobre su “especie de cama” y se estiro bostezando.
Shippo abrió los ojos al sentir el movimiento de Kagome.
__ Uahh ya es de día ¡Qué bien he dormido! – Decía el pequeño Shippo estirándose.
Kagome lo miro con una sonrisa.
__ Buenos días, Shippo-chan – Sonriendo alegremente.
Comenzaron a despertar ahora Sango y Miroku.
__ Buenos días a todos – Decía Miroku estirándose pero su mano en lo que se estiro toco algo.

Al momento se oyó una cachetada en toda la cabaña.

__ Buenos días Miroku – Decía Sango con una marca de enfado en la cabeza y soplando su mano para quitar el ardor al darle a esté una cachetada.

Entonces un medio-demonio de pelo plateado y ojos dorados entro dentro de la cabaña y vio a Miroku con una marca de cachetada en su mejilla, suspirando pensando que ese monje no tenía remedio.

Kagome lo vio entrar y le sonrío con una sonrisa alegre.
__ Buenos días Inuyasha – Dijo Kagome.
Inuyasha al ver su sonrisa no pudo evitar un sonrojo aunque lo oculto como pudo.
__ Bue… nos días Kagome… ¿Cómo has dormido? – acercándose a ella y sentándose a su lado.
__ Oh muy bien, he recuperado todas las fuerzas je, je – Decía Kagome con esa sonrisa mirándolo.
__ Oh… me alegro… por cierto Kagome… ¿Hoy tienes que volver a tu época? – Mirándola, pensando que ahora no tenía ningún motivo para retenerla aquí en la época antigua.
Kagome asintió.
__ Si… hace un mes y algo que no voy… mi familia debe estar preocupada y además debo presentarme a los exámenes para la universidad ahora que tengo más tiempo.
Shippo la miro.
__ ¿Eso significa Kagome que vendrás muy poco a nuestra época? – Decía el pequeño Kitzune triste.
Kagome lo cogió y le abrazo.
__ Si Shippo-chan vendré poco a esta época al ya no tener que buscar los fragmentos o derrotar a Naraku. Pero tranquilo, yo volveré cuando pueda y te traeré muchos dulces ¡Te lo prometo! – Decía ella cariñosamente acariciando el cabello del Kitzune.
Shippo se separo con una sonrisa.
__ ¡Está bien! ¡Pero promete que me traerás esos dulces que dices! – Decía él con una sonrisa radiante ahora de felicidad.
__ Lo prometo
Entonces los dos juntaron sus dedos meñiques y así hicieron como una promesa
__ Jeje nosotros también te extrañaremos Kagome, intenta visitarnos de vez en cuando – Dijo Sango sonriendo.
Kagome la miro.
__ Si hare todo lo posible Sango-chan – Sonriendo.
__ Cierto, cierto, además para que así asistas a la boda nuestra de Sango y yo – Dijo Miroku sonriendo divertidamente; mirando un momento a una Sango sonrojada como un tomate y luego miro a Kagome con una sonrisa normal.
__ Ohhh lo prometo, eso no pienso perdérmelo – Sonriendo ahora de felicidad de que sus amigos se decidieran por fin casar.
__ Bueno…. Bueno… te acompaño al pozo… ¿Kagome? – Dijo Inuyasha, él era único que no le parecía bien que se fuera por ese tiempo.
Kagome lo miro.
__ Claro, vamos si quieres – sonriendo, levantándose y cogiendo su mochila ya preparada de anoche.

Los dos seguido también de los demás salieron de la cabaña y ya luego ahí Kagome se despidió de todos con un abrazo y un beso, prometiendo volver.
Luego Inuyasha y Kagome se pusieron en camino al pozo, prefirieron caminar para así alargar más el tiempo juntos.
Kagome entre el camino intentaba hablarle de algún tema e Inuyasha respondía aunque no muy animado; y eso Kagome se daba cuenta.
Después de un buen rato llegaron al pozo y se miraron.

__ Bueno… aquí nos despedimos Inuyasha… ¿Estarás bien? – Preocupada por el al verlo con esa cara de desanimado.
Inuyasha asintió.
__ Si no te preocupes… tan solo me cuesta aceptar que te tienes que ir – Suspirando, ya le era más fácil decir la verdad cuando estaba a solas con ella.
Kagome le cogió la mano.
__ No es un adiós para siempre Inuyasha… volveré… y además seguro que tu más de una vez vas a pasar por el pozo… por lo que… nos seguiremos viendo ¿Vale?

Inuyasha asintió pero entonces empujo la mano de ella hacia él y la abrazo con fuerza. Kagome al principio se sonrojo pero luego lo comprendió y ella también lo abrazo con fuerza. También a ella se le hacía difícil despedirse a pesar de que no fuera un adiós para siempre.
Ella noto que Inuyasha le acariciaba el pelo, se sintió relajada con esa caricia por lo que ella también acaricio el cabello de él, le gustaba, era tan lizo.
En una de las caricias en el pelo, toco las orejitas de Inuyasha.

__ Mmm… - Dijo él, le había gustado.
Kagome sonrío intentando aguantar la risa.
__ Jaja como siempre te sientes a gusto cada vez que te acaricio las orejas Inu – Dijo Kagome con una gran sonrisa.
Inuyasha se sonrojo y se separo.
__ Que quieres. Sabes que es una zona delicada para mí – Sonrojado mirando hacia otra parte
__ Lo sé, lo sé, jejeje – Sonriendo, luego agarro bien su mochila – Bueno… me voy ya Inuyasha… hasta luego… - Dijo ella ahora sentándose sobre el pozo.
Inuyasha la miro.
__ Adiós Kagome… promete volver por favor – mirándola preocupado pero sonriendo ahora un poco más animado.
Kagome le envió una sonrisa.
__ Volveré ¡Lo prometo! – Entonces ella salto hacia adentro y desapareció en un halo de luz.

Inuyasha suspiro mirando hacia dentro del pozo, viendo que ya ella había desaparecido, luego miro hacia la aldea y se fue encaminando hacia ella. Sabía que Kagome volvería, confiaba en ella y que esté no había sido un adiós para siempre.

------------ En la época de Kagome---------------

Kagome llego a su época y tiro el bolso hacia arriba, luego ella subió y cogió el bolso nuevamente.
Se encamino a la puerta y la abrió; viendo que ya estaba en su época.
Camino cruzando casi toda la zona donde estaba el pozo para ir a su casa, en el camino se encontró con el árbol sagrado, lo miro, sabía que ahora ese árbol representaba a ella e Inuyasha y que era su conexión con el pasado también. Sonrío y siguió su camino.
Al llegar a la puerta de su casa, entro y saludo; dejando el bolso en el suelo.

__ ¡He vuelto! – Dijo ella gritando un poco para que la oyeran.
Enseguida su madre llego y la saludo con una sonrisa.
__ Bienvenida Kagome ¿Cómo ha ido todo?
__ Ha ido todo muy bien mamá, hemos vencido a Naraku por fin y hemos recolectado la Shikon No Tama – Decía ella encaminándose con su madre a la cocina donde estaban los demás y sacó la perla de dentro de su camisa, estaba completamente completa.
El abuelo de Kagome miro sorprendido la perla.
__ Guau por fin la veo entera, es una réplica exacta de la que tenemos aquí para vender – Sorprendido.
Souta miro también sorprendido.
__ ¿Y tú qué haces con la perla de Shikon, Hermana? – Decía el acercándose a ver la perla.
__ Eso es porque yo soy su guardiana,debo vigilarla y protegerla – Dijo Kagome mirando la Shikon en sus manos.
__ ¿Pero no será peligroso Kagome? La perla es la que trae a seres malignos y a seres con corazón malvado ¿verdad? – Decía la madre de Kagome, preocupada.
__ No te preocupes mamá, si, la perla es peligrosa, pero en mis manos está a salvo, yo me he vuelto muy fuerte, la propia Kikyo me la confío. Además en esta época estará a salvo, no hay “muchos” demonios ni seres malignos – Decía ella sonriendo.
__ Bueno… tendré confianza… pero ten cuidado ¿Vale Kagome? – Decía nuevamente la madre de Kagome, preocupada.
Kagome asintió, guardo la perla y vio entonces el periódico viendo como una noticia importante.
__ ¿Qué dice el periódico sobre esa noticia importante? – Dijo ella extrañada.
El abuelo miro el periódico que había estado leyendo.
__ Ah eso. Se trata de un ladrón que al parecer tiene alas negras y roba joyas. Pero lo importante es que roba joyas que contienen algún poder espiritual – Dijo el seriamente.
__ ¿Ah sí? Déjame ver – Ella le arrebato el periódico y se puso a leerlo.

En estos últimos meses ha habido robos de joyas que tienen grandes riquezas y que además tienen algún que otro poder espiritual.
El ladrón por ahora no se ha podido coger ni sacar una foto pero hoy señores y señoras hemos logrado cogerle una foto a pesar de que esté a oscuras.
Se confirma que es un chico que lleva una ropa totalmente negra, es por eso que la foto nunca logra ser capturada bien a pesar de ponerse en modo de oscuridad, parece una ropa especial.
Pero lo que hemos podido captar en la foto han sido unas alas negras, parece ser el mejor ladrón de este mundo, porque ni dejan huellas ni pruebas.
Si encuentran a esta persona o la veis de cerca, avisen por favor, su aviso será de gran ayuda.
Se hace llamar “DM” y siempre deja una pluma negra en donde robar, esperemos capturarlo algún día.


__ Ohh valla, un ser con alas negras… senota que no es una persona normal y corriente – Dijo Kagome sorprendida
Su familia asintió.
Después de eso, el resto del día pasó con rapidez. Kagome pudo ir a la escuela y le costó adaptarse a lo nuevo que estaban dando, le sonaba todo a chino o en algún idioma desconocido.
Luego al terminar sus clases salió con sus amigas y fueron al McDonald.
Allí hablaron de todo el tiempo que no habían estado las 4 juntas.
A Kagome le dijeron de cómo estaba de sus enfermedades y a está le salió una gota en la cabeza diciendo que bien, aunque ahora se alegraba de que ya su abuelo no tendría que inventarse enfermedades raras al ella volver ya.
Luego las chicas la acompañaron a su templo y allí se despidieron.
Kagome comió y luego se fue a su habitación rápido para estudiar y hacer los deberes.
Se pasó casi todo la tarde estudiando y haciendo los deberes, hasta que se rindió

__ Ahh no puedo más ¡Me rindo! Esto de fallar mucho a clase hace que pierda la practica – suspirando.
Su madre se asomo a la puerta.
__ Kagome ¿Podrías irme a comprar al supermercado? Es que me hace falta algo para la cena y no lo tengo.
__ Claro mamá, voy en seguida – sonriendo.
__ Gracias Hija – sonriendo y luego yéndose por la puerta.

Kagome se levanto de la silla, se estiro un rato y luego se cambio de ropa para salir, cogió un abrigo ya que ahora comenzaba a hacer frío.
Bajo las escaleras y se asomo a la cocina.

__ ¿Dónde está el dinero? ¿Y qué debo comprar? – Dijo ella mirando a su madre.
__ Aquí tienes el dinero y la lista – Dijo su madre sonriendo, dándoselo.
__ Okk, voy para allí enseguida.
Su madre asintió.
__ Vuelve enseguida y ten cuidado que está anocheciendo – preocupada viendo como su hija se iba.
Kagome desde afuera respondió un “si”

Kagome bajo corriendo las escaleras sonriendo, llevaba bajo su camisa la Shikon, siempre la llevaba ahora.
Camino luego normal hasta la tienda que había cerca del templo y compro todo lo que le pidió su madre.
Una vez que lo tuvo todo, fue a la caja y lo pago todo.
Después salió de la tienda y se fue caminando normal, sonriendo, pero entonces de repente sintió unas pisadas detrás de ella, al principio pensó que debía ser una persona que iba con el mismo camino.
Pero luego se comenzó a poner nerviosa, seguía oyendo las pisadas detrás de ella y ahora la parecía que era más de una pisada, miro de reojo hacia atrás y vio a dos tipos extraños, trago saliva y camino más rápido.

__ No debo tener miedo… además… soy fuerte… aunque… yo con el puño y esas cosas no soy muy buena… ¡Y tan solo me se defender con el arco! ¡Ay! Me estoy poniendo nerviosa – Pensaba Kagome.

Al estar nerviosa de que esos tipos no dejaran de seguirla, término entrando en un callejón y cuando se dio cuenta se vio que tenía una calle sin salida, se dio la vuelta y trago aún más saliva al ver a esos tipos delante de ella.

__Qu… ¿Qué queréis? ¿Por qué me siguen? – Dijo Kagome nerviosa.

Unos de los tipos hablo, eran dos.
__ Jeje… jovencita danos todo el dinero que tengas y cualquier cosa que tengas de valor – Decía esté con una sonrisa como algo malvada.
__ Yo no tengo nada ya… me lo acabo de gastar comprando así que… ¡Déjenme! ¡Miren la luna se está poniendo negra! – señalando la luna, vio que ellos cayeron y aprovecho, corrió por un lado pero de repente se vio cogida del brazo por el otro tipo.
__ ¡Ey! ¿¡Como te atreves a engañarnos con esa tontería!? Je… y ya veré yo si tienes algo de valor ¡Cógela! – tirándosela al otro que estaba con él.
Este la cogió de los brazos, entre todo esto, provoco que a Kagome se le cayera la bolsa de la compra.
__ ¡Soltarme! – pensando ahora: Si tan solo supiera utilizar la energía de sacerdotisa – preocupada.
El jefe que la cogió antes se acerco a ella y comenzó a buscar entre las ropas de ella haber que tenía.
__ ¡Ey! ¡Ey! ¡Quieta esas manos! – Dijo Kagome nerviosa, comenzando asustarse.
El jefe saco una navaja.
__ Estate quieta muchacha o tu carne preciosa puede salir dañada, y eso a mí no me gustara, porque eres preciosa – Dijo él con una sonrisa pervertida.
El otro que la agarraba hizo una risita.

El jefe siguió buscando y entonces encontró la Shikon bajo la camisa de ella.

__ Ohh valla… que no tenías nada de valor ¿Y esto? – con una risa sarcástica.
__ Ohh ¡Eso no! – Ella intento soltarse pero al moverse recibió un corte en la mejilla de la navaja - ¡uhg!
__ Te lo advertí si te movías… ahora tu linda mejilla acaba de ser cortada… bueno… me quedare con esa perla extraña – con una sonrisa malvada metiendo la mano dentro de la camisa de ella para cogerla.
Kagome cerró fuertemente los ojos.
__ Inuyasha – Pensó ella asustada.

Pero de repente el jefe que había metido la mano dentro de la camisa de Kagome, recibió un golpe de una patada de alguien. El que sujetaba a Kagome se sorprendió mirando que era una persona con unas alas negras.

__ Oigan ustedes… deberían tener respeto a una dama, que imprudencia tener que tocarla y robarle sus pertenencias – Dijo sonriendo sarcásticamente.
El Jefe se levanto sorprendido pero algo asustado.
__ ¡Usted es...DM! ¡Pero si usted también roba! – Dijo sorprendido y asustado, soltando la navaja.
__ Ohh si… yo robo joyas… pero… no se lo robo a jovencitas – Entonces en un rápido moviendo le dio una patada en la cara tirándolo contra la pared dejándolo inconsciente, miro al que agarraba a Kagome – agarrar así a una dama tampoco es correcto, le daré dos elecciones… soltar a la dama o recibir el mismo golpe que su jefe… ¿Qué elige? – sonriendo.
__ Es… ¡Escapar! – Entonces soltó a Kagome y se fue corriendo.
__ Cobarde – susurro el chico que había salvado a Kagome, luego se acerco a ella - ¿Te encuentras bien? – Dijo el arrodillándose a su lado.

Kagome lo miro, ahora podía verlo mejor con la luz de la luna, se sonrojo porque era guapo.
Ese chico tenía el pelo color malva y unos ojos color también malva oscuros que le hacían ver aún más guapo, tenía también unas ropas negras, parecía ser una tela especial y luego lo último que vio fue una unas alas negras. Ahora se dio cuenta que era el chico del periódico.
Tardo en responder pero al final lo hizo.

__ Si gracias… por salvarme – Dijo Kagome mirándolo.
Él le tendió la mano para ayudarla a levantarse y la levanto.
__ De nada, me alegro de salvar a una chica guapa como tu – guiñándole el ojo.
Kagome se sonrojo.
__ Bueno no piense que siendo el mejor ladrón de estos tiempos logre conquistarme con sus guiños – parándolo en seco enseguida al ver su propósito.
Este se sorprendió y luego río.
__ jajaja tienes carácter, eso me gusta – Sonriendo divertidamente – ¿Por cierto que haces aquí tan sola? ¿No sabes que es peligroso que camine una chica tan guapa como tú a estas horas?
__ Bueno es que le hice la compra a mi madre y esos tipos me siguieron – Dijo ella cogiendo la bolsa tirada en el suelo.
__ Ahm… entiendo – Se quedo un momento pensativo - ¿Sabes? Creo que mejor te llevo, parecer ser una chica que siempre está en líos – Dijo el riendo ahora.
Kagome lo miro enfadada ahora.
__ ¡Oye! – Pero cuando se quiso dar cuenta, esté la cogió en brazos y alzo el vuelo – ¡Uah! ¿¡Pero oye que confianzas tienes tú!? – Dijo enfadada.
__ Soy tu salvador por lo que… quiero a cambio de llevarte jaja – Dijo riendo.
Kagome inflo los mofletes enfadada.
__ Jeje te ves linda así ¿Sabes? – Dijo provocándola.
Kagome se sonrojo y miro hacia otra parte.
__ ¡Déjate de tonterías por favor! ¡Uhm!
__ Jajaja vale, vale – riendo.

Volaban durante un momento y luego Kagome al final le indico su casa, este la llevo hasta la ventana, la abrió entrando dentro y dejo a Kagome sentada sobre la cama.

__ Valla tienes una habitación bonita, propia de una chica.
__ si, si, si bueno mejor que vallas ya, ya me has traído – Dijo Kagome mirándola con cara de sarcasmo.
__ Ohh que poco agradecida eres – Poniendo ahora el cara sarcástica – Pero vale me voy… ya nos veremos otra vez… jeje me has interesado y por eso te diré mi nombre.
__ ¿Ehhh? – Dijo Kagome con una carita de inocente
Aunque cuando se viro para mirarlo lo noto muy cerca de ella, se sonrojo como un tomate y él le susurro al oído.
__ Me llamo…………… Dark Mousy………… - Luego se separo mirándola a los ojos – Pero será nuestro secreto ¿Vale? Sé que lo guardaras… no se… tienes algo que me dice que guardaras el secreto – Sonriendo.
Kagome se sonrojo mirándolo, embobada pero luego reacciono.
__ Bueno… está bien… te lo guardare…. Aunque no sé cómo tienes tanta confianza con tan solo conocerme… pero bueno…. Bueno vete ya antes de que mi madre te vea aquí.
__ Ok, ok ya me voy – Sonriendo dirigiéndose a la ventana y preparado para alzar el vuelo - ¡Ah! Por cierto ¿Cuál es tu nombre?
__ ¿Eh? ¿Mi nombre? Bueno… yo me llamo… Higurashi… Higurashi Kagome…
__ ¿Kagome eh? Muy lindo… bueno… ya nos veremos… Kagome.... ¡Toma! – Lanzándole una pluma, esta la cogió entre sus manos – Con esto me recordaras jeje ¡Nos vemos preciosa! – Entonces se dejo caer y sus alas salieron, yéndose volando por el cielo.
Kagome miro como él se iba, estando aún sonrojada y pensando.
__ ¡Pero este tipo que se ha creído! Le demostrare que no es fácil conquistar a Kagome Higurashi… aunque bueno… yo de todas maneras siempre amare a Inuyasha… ¿No? Uyy no debo dudar… uhm… pero ese Dark… me ha hecho estar ahora insegura… ¡Ay! ¡Kagome deja de pensar en esas cosas, es lo que él quiere! Mejor me voy a llevarle a mi madre la comida.

Entonces dejo la pluma en un cajón de su mueble de noche, bajo abajo y le dio a su madre la bolsa, al principio la madre se sorprendió al ver que bajaba desde arriba por lo que Kagome le tubo que inventar que Inuyasha la había acompañado pero que se había ido, con eso dejo al menos a su madre aliviada.
Luego al estar la cena, ceno y después se fue a duchar.
En la ducha pensó mucho en lo que había ocurrido, suspiro pensando en sacarse esos pensamientos de la cabeza.
Finalmente termino de ducharse, se puso el pijama y ya en su habitación se dejo acostar en la cama y se quedo profundamente dormida.

Continuara…


Esté es el capitulo 1 ¿Os ha gustado? Espero que si [XD]
¿Cómo os habeis quedado que el mismisimo Dark Mousy sea la futura pareja de Kagome?
Nos vemos! Very Happy
avatar
serena_serenity
myoga
myoga

Sexo : Femenino
Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 31/05/2010
Edad : 26
Localización : Las Palmas

Volver arriba Ir abajo

Re: Inuyasha Crossh My Hearts - [Kagome/NP] Angst/PFF

Mensaje por Invitado el Sáb Jun 05, 2010 5:36 am

Buuuen apoortee!!
lol!

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Inuyasha Crossh My Hearts - [Kagome/NP] Angst/PFF

Mensaje por cristal el Vie Jun 11, 2010 6:40 pm

Te quedo genial!!
te felicito!!! Very Happy
avatar
cristal
SESSHOMARU
SESSHOMARU

Sexo : Femenino
Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 11/05/2010
Localización : argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: Inuyasha Crossh My Hearts - [Kagome/NP] Angst/PFF

Mensaje por Inuyasha777 el Lun Jun 14, 2010 12:41 pm

Hola!!! (jeje despues de un tiempo llegue!)

te quedo super ese video wow esres una profecional!!!!!!!!!!!!!!!!! muy bien

Excelente Aporte!!!

Inuyasha777
Kirara
Kirara

Sexo : Masculino
Mensajes : 248
Fecha de inscripción : 23/04/2010
Edad : 23
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Inuyasha Crossh My Hearts - [Kagome/NP] Angst/PFF

Mensaje por serena_serenity el Sáb Jul 03, 2010 1:18 pm

Capitulo 2: Una extraña felicitación de cumpleaños

Al día siguiente amanecía un poco nublado, parecía como si fuese a llover y a caer una "buena". Una chica de cabellos azabaches estaba acostada en su cama, tapada casi toda al tener frio; ella dormía.

Su reloj indicaba las siete de la mañana y con ello el despertador comenzaba a sonar. Ella saco la mano de entre las sabanas y apago el despertador; luego volvió a darse la vuelta para seguir durmiendo.

Estuvo así hasta que después de unos quince minutos se oyera su madre llamándola.

_ ¡Kagome! ¡El desayuno está listo! – Decía su madre desde la planta baja pensando que su hija ya estaba despierta.

Kagome se movió en su cama nuevamente abriendo sus ojos chocolates, miro a toda a la habitación y luego se estiro. Su ojos al final miraron el reloj de su mesa de noche viendo que eran las siete y casi veinte.

_ Mm… aún es temprano… - Cerró los ojos y al cabo de un minuto los abrió de golpe - ¡AHHHHH! ¡Se me va a hacer tarde!

Se levanto de su cama a toda prisa y se metió en el baño. Al cabo de unos diez minutos estaba vestida con su uniforme del instituto; la falda verde y su camisa de manga larga blanca.

Fue a su escritorio y metió todos los libros en su mochila, entonces se fijo en la pluma negra que estaba al lado de ella.

_ Es cierto… ayer… ese chico… el famoso ladrón de joyas me salvo la vida de unos matones… ¿Cómo se llamaba? ¡Ah sí! Dark… - Pensó Kagome mirando esa pluma y luego de un momento volvió a oír a su madre - ¡AHH no tengo tiempo para entretenerme pensando!

Cogió su mochila, salió de la habitación y bajo corriendo a toda prisa las escaleras. Al llegar al piso de abajo fue a la cocina y viendo que el desayuno ya estaba listo se sentó; y comenzó a comer a toda prisa.

Su hermano y su abuelo la miraban con una gota en la cabeza.

_ Hermana te vas atragantar de comer tan rápido – Decía Souta mirándola con una gota en la cabeza.

_ Es que tengo prisa ¡Voy a llegar tarde! ¡Ah! ¡Termine! – Levantándose rápido para ir a fregar los platos.

_ ha hecho un record en comer tan deprisa – Decía sorprendido el abuelo de Kagome.

La madre de Kagome se levanto y fue hasta Kagome.

_ Deja que lo friegue yo hoy hija, hoy es un día muy especial – Sonriendo tiernamente.

Kagome la miro.

_ ¿Un día especial? – Extrañada olvidando las prisas que tenía.

Souta comenzó a reírse.

_ Jajajaja Hermana como puedes haberte olvidado de este día, jajajaja – Decía Souta partiéndose de la risa.

Kagome lo miro media enfadada.

_ ¡No te rías! ¡¿Pero qué día es hoy? – Comenzando a enfadarse más porque quería saber ya.

El abuelo suspiro.

_ Kagome ¿Cuántos años tienes? – Dijo su abuelo con los ojos cerrados.

Kagome se calmo mirándolo extrañada.

_ Vamos abuelo tu sabes que yo tengo ya 17… 17… - Entonces se quedo callada un buen rato, comenzaba a entender.

Su madre sonrío.

_ Parece que ya te has dado cuenta hija mía, hoy es 10 de Mayo… tu cumpleaños… cumples ya los 18 años – Sonriendo tiernamente.

Kagome se quedo en estado de SCHOCK

Souta se comenzó a reír mucho más.

_ Jajajajaja esto es increíble se olvida hasta de su propio cumpleaños Jajajajaja – Al momento sintió un dolor en la cabeza al Kagome darle un pequeño coscorrón en la cabeza - ¡Au! Estar tanto tiempo con Inuyasha te está afectando hermana

Kagome le saco la lengua y miro ya luego a su madre.

_ ¡Anda es cierto! Jeje se me había olvidado… con lo de viajar a la época antigua, venir a mi época de nuevo y luego los estudios… me ha hecho olvidar este día – Con una gran gota en la cabeza.

Su abuelo movió la cara de un lado a otro.

_ Jeje bueno lo importante Kagome es que… ¡Felicidades! – Dijeron ahora todos sonriendo.

Kagome tuvo un leve sonrojo en las mejillas.

_ Gracias – Sonriendo.

_ Por cierto hermana… ¿No tenias prisas? – Dijo Souta con una sonrisa divertida de molestarla.

Kagome entonces se acordó porque antes tenía tanta prisa.

_ ¡Ahhh! ¡Con todo esto se me ha hecho aún más tarde! ¡Adiós a todos! – Cogiendo su mochila y yéndose a toda carrera.

Souta y el Abuelo suspiraron.

_ Por cierto Souta hijo, si no te apuras tu también llegaras tarde – Dijo su madre sonriendo tiernamente.

Souta puso cara azulada.

_ ¡Ah! ¡Es cierto! ¡Yo también me voy! ¡Adiós familia! – Cogiendo su mochila y yéndose corriendo a toda carrera.

_ Dice cosas a su hermana pero luego él es igual…si es que está familia es – Dijo el abuelo suspirando.

Tsunumi que así se llamaba la madre de Kagome y Souta tan solo sonrió tiernamente y se dedico a empezar las tareas de la casa ya.

Mientras Kagome iba corriendo de camino a la escuela; durante su carrera vio que Souta iba detrás de ella y que luego se despedía yendo por otro camino.

Al final llego justo a tiempo cuando la sirena sonaba y se paro en la entrada de su clase para poder recuperar aire.

_ Ayy… estoy asfixiada… creo que he logrado el record de corredora… ayy – Con una cara de gran agotamiento.

_ ¡Buenos días Kagome! ¡Felicidades! – Decían tres voces detrás de ella.

Kagome se volvió a poner bien y se viro a haber a sus tres amigas; Eri, Yumi y Yuka

_ Gracias chicas – Sonriendo alegremente.

_ ¿Cómo estás de la operación que dijo tu abuelo que te hicieron porque tenías algo extraño? – Dijo Yumi.

A Kagome le salió una gota en la cabeza.

_ Ja-ja-ja-ja… ya estoy bien… no fue nada grave – Decía ella con una risa nerviosa.

Sus amigos dijeron que se alegraban, entonces se oyó la voz de un chico.

_ Hola Higurashi, cuánto tiempo. ¿Cómo estás? Tu abuelo me dijo que tenías Alzheimer pero que se te quitaba en unas semanas

_ ¡¿ALZHEIMER? ¡Abuelo! ¡Pero qué clases de enfermedades dices tú para ahora una adolescente de 18 años! – Pensaba Kagome ocultando su enfado con una sonrisa nerviosa.

_ Hola Houyo…Je-je-je… tranquilo… se me quito ya…

_ Ah, me alegro, igualmente te traigo este remedio, es muy bueno para la salud – Dándoselo.

_ Muchísimas gracias Houyo… no tenías que haberte molestado – Con una gota en la cabeza.

_ No es nada tranquila, además me gusta regalarte cosas… bueno me voy a mi clase Higurashi… ¡Adiós! – Yéndose a su clase.

_ Ayy Kagome deberías dejar a ese novio tuyo que es arrogante, orgulloso, celoso, etc y tener como novio a Houyo – Decía Yuka.

_ ¿Ehh? Etto… entremos en clase ya – Decía Kagome con una gota en la cabeza escapándose de ella y entrando.

_ ¡Kagome espéranos! – Decías las tres a la vez entrando junto con ella.

Después de unas 6 horas.

Kagome salía del instituto junto con sus amigas y se encaminaban a la hamburguesería que siempre iban. En el camino hablaban de todo y de cómo sería difícil la prueba de acceso a la universidad.

Después de tanto hablar llegaban a la hamburguesería, pedían cada una lo que quería y ya luego de que trajeran sus pedidos, comían.

_ Ays esperemos que aprobemos toda la prueba de acceso a la universidad – Decía Yumi suspirando.

_ Cierto, cierto – decían a la vez Yuka y Eri comiendo sus hamburguesas.

_ Ups… yo solo espero que apruebe la prueba… ahora tengo más tiempo pero… al faltar tanto por la época antigua me he perdido mucho… ays dios… que estrés… - Pensó Kagome.

Kagome suspiraba.

_ Jeje bueno dejémonos de hablar de eso, cambiemos de tema – Decía Yuka.

_ Tienes razón Yuka. Por cierto. ¿Sabéis que el ladrón llamado DM ha vuelto a robar? – Decía Eri

Kagome oyó y presto atención.

_ ah, ah sí. Dicen que esta vez robo un diamante o algo – Dijo Yumi.

_ Aysss a pesar de que sea un ladrón, creo que es muy guapo y parece muy gentil – Decía Eri con corazones en los ojos.

_ ¿Cómo puedes saber que es gentil si no lo has visto en persona? ¡Je! ¡Ese tío se cree que puede ligar a cualquier chica! ¡Además de que no escucha! - Dijo Kagome bebiendo su coca-cola.

Eri, Yumi y Yuka se quedaron mirándola sorprendidas.

_ Kagome… Hablas como si lo conocieras… en persona – Decía Yumi sorprendida.

Kagome se puso nerviosa cuando la oyó.

_ Yo y mi bocazas – Pensó, luego hablo – Jeje… bueno…

_ ¡LO CONOCES! – Se levantaron las tres, haciendo que todas las personas de la hamburguesería las miraran.

_ ¡SHHHH! – Dijo Kagome para callarlas, nerviosa.

Las tres se sentaron y se acercaron a Kagome para que le contara.

_ Cuenta, Cuenta Kagome – Dijo Eri.

_ Bueno… la verdad es que lo conocí ayer… yo venía de comprar unas cosas para la cena y entonces me atacaron unos matones. La verdad es que me asuste algo y cuando creí que no saldría de eso… el apareció golpeándolos y salvándome…

_ ¡KIAHHHHH TE SALVO LA VIDA! ¡QUE SUERTE TIENES KAGOME! – Dijeron las tres gritando, haciendo que otra vez toda la tienda les miraran.

_ Bajen la voz por favor – Con una gota en la cabeza.

Después eso cada una se despidió aunque antes de irse Kagome les rogó que no dijeran nada de lo que había dicho a nadie y ellas le juraron que no dirían nada.

Kagome de camino a su casa pensó en celebrar su cumpleaños con sus amigos de la época antigua así que compro unas cosas en la tienda y ya luego si se encamino a su casa.

Al llegar primero comió en su casa y abrió sus regalos. Le regalaron mucha ropa y un arco por si quería entrenar con él cuando regresaba a su época.

Después ella se despedía diciendo que vendría a la noche y se tiraba sobre el pozo para ir a la otra época.

En la época antigua/ Sengoku

Todos se encontraban en la cabaña de la anciana Kaede, aunque ahora, Sango, Miroku y junto a Shippo tenían una cabaña nueva para ellos.

Se encontraban tomando el té Sango, Miroku y Kaede. Shippo se comía una piruleta que aún tenía de las que Kagome le regalo e Inuyasha estaba acostado.

El entonces de repente sintió el aroma de Kagome y se levanto rápido para salir corriendo.

_ Valla… parece que la señorita Kagome vino antes de lo esperado – Dijo Miroku sonriendo.

_ Si… aunque bueno… hoy tiene que ser más especial al ella venir – Decía ahora Sango.

Shippo los miro extrañado.

_ ¿Por qué es especial hoy? – Decía Shippo.

_ Porque hoy es el cumpleaños de Kagome, cumple 18 años – Dijo Sango sonriéndole.

Kaede los miro.

_ Oh cierto. Que rápido ha pasado el tiempo… ya con este… llevamos 4 años de haber conocido a Kagome – Dijo Kaede recordando cuando Kagome apareció por primera vez.

Miroku, Sango y Shippo asintieron sonriendo.

Mientras Inuyasha corría hasta llegar al pozo y estiro la mano hacia abajo, al momento sentía que esa mano era correspondida y que Kagome salía del pozo con la ayuda de él.

Ella lo miro sonriendo y el también.

_ Bienvenida nuevamente… Kagome – Dijo Inuyasha sonriendo.

Kagome le sonrío.

_ jeje hola Inuyasha, has sido rápido esta vez – Sonriendo.

Inuyasha tan solo se rasco la cabeza un poco sonrojado.

Kagome tan solo sonrió con gracia.

_ Bueno… necesito que me ayudes… traigo cosas para celebrar hoy – Sonriendo.

Inuyasha fingió que no sabía a qué se refería.

_ ¿No sabes qué día es hoy? – Mirándolo extrañada ya que ella le había dicho cuando era su cumpleaños y que justo hoy no se acordara.

Inuyasha negó, sacando las cosas del pozo pudiéndolo llevar el solo.

Kagome suspiro un poco triste y fingió con una sonrisa.

_ Bueno es para celebrar que hoy venido y que…. Que… he aprobado un examen – con una gota en la cabeza, era lo primero que se le vino a la mente.

_ Valla… pues vamos entonces – comenzando a caminar.

_ ¡Espera! – Dijo Kagome corriendo alcanzándole.

En el camino iban en silencio, Kagome se encontraba un poco despistada al estar triste que Inuyasha se olvidara. En casi todo el camino suspiro e Inuyasha la miraba de reojo.

Al llegar estaba todo en silencio, parecía como si no hubiese nadie en la aldea.

Kagome se asombro.

_ ¿Dónde está todo el mundo? – Decía ella extrañada.

Inuyasha sonrío.

_ Pues salen cuando yo les avise así que… ¡SALIR TODOS KAGOME ESTÁ AQUÍ!

Entonces todo el mundo de la aldea hasta Sango, Miroku, Shippo, Kirara y Kaede salían dando aplausos todos. Entonces todos gritaron.

_ ¡FELIZ CUMPLEAÑOS Y ANIVERSARIO KAGOME! – Decían todos muy contentos.

Kagome se quedo muy asombrada por la sorpresa de que toda la aldea la felicitara así pero después no pudo evitar las lágrimas al estar contenta de que fuera tan especial para esa aldea.

_ Bueno que… ¿Te gusta la sorpresa? Jeje ¿creías que me iba a olvidar de este día tontita? – Dijo Inuyasha sonriendo.

Kagome lo miro y entonces se lanzo a sus brazos, abrazándolo.

_ Gracias Inuyasha ha sido la mejor sorpresa que he tenido ahora en estos 18 años… ¡muchísimas gracias!

_ Me alegro que te guste… aunque no solo yo lo pensé, el resto de la aldea también lo pensó.

Kagome dejó de abrazarlo y miro a todos.

_ Gracias a todos… pero… ¿Por qué también aniversario?

Kaede se adelanto entre todos.

_ Pues porque mi niña han pasado ya 4 años desde que apareciste en esta aldea y eres muy especial para nosotros – Decía Kaede sonriendo tiernamente.

_ Ya veo… Pues… muchísimas gracias a todos – Sonriendo con alegría.

_ Bueno… ¿vamos a celebrarlo? – Decía Miroku.

_ ¡Si vamos que tengo un hambre! – Dijo Inuyasha.

Todos le miraron.

_ ¿Qué pasa?

Entonces todos se rieron mientras que Inuyasha se enfadaba que no le respondieran y de que enzima se pusieran a reír todos.

Después de eso la aldea celebro una gran fiesta gracias a la nueva tecnología que Kagome trajo.

Todos se lo pasaban muy bien, algunos se emborrachaban, algunos comían como Inuyasha, otros bailaban, etc.

Después dieron un descanso a la celebración para dar algún regalo a Kagome. Kaede le regalo un traje de sacerdotisa distinto al traje normal de sacerdotisas. La parte superior era el kimono normal de sacerdotisa pero luego la parte de abajo del kimono no era un pantalón sino una falda verde.

_ Como sé que te gusta usar estás faldas como tu las llamas, he diseñado una para que puedas moverte libremente como haces con tu uniforme – Dijo Kaede sonriendo.

_ Gracias Kaede, me gusta mucho – Dijo Kagome sonriendo.

Luego le toco el turno a Miroku que le dio una pulsera que decía el que le ayudaría contra los malos espíritus. Sango le regalo un arco hecho por ella misma.

_ Está formado como mi Hiraikostu, de armaduras y huesos de demonios, te dará mucho poder cuando lances una flecha – Dijo Sango

_ Oh gracias Sango, me gusta mucho, jeje con esté ya van 2 arcos – Riendo un poco pero sonriendo alegre.

_ Yo no tengo Kagome… pero si tengo algo… ¡Te quiero! Y eso es lo más importante – Dijo Shippo alegremente tirándose sobre Kagome abrazándola.

_ Ohhh Shippo, si eso es lo más importante, yo también te quiero mi pequeño – Abrazándolo también.

Luego le toco el turno a Inuyasha que estaba nervioso.

_ Yo Etto… Kagome… no sabía que regalarte… lo único que tengo es esto… espero que te guste – Dijo Inuyasha sonrojado, sacando un ramo de flores muy bonito

Kagome miro muy ilusionada el ramo de flores, cogiéndolo y oliéndolo.

_ Mm que rico huelen… Gracias Inuyasha… da igual que sea poco… es bonito y además… mi más grande regalo que me has dado es acordarte, por lo que no te preocupes – Sonriéndole con una gran ternura.

_ Kagome… - Dijo Inuyasha muy sonrojado pero asintiendo.

Después de eso la fiesta seguía hasta ser muy tarde, ya era hora de terminar por lo que todos recogían y se iban a sus cabañas a descansar.

Kaede, Miroku, Sango y Shippo se despedían de Kagome deseándole suerte en sus exámenes y se iban cada uno a su cabaña.

Inuyasha y Kagome fueron juntos de camino al pozo, Kagome le contaba que se había divertido mucho y que estaba muy feliz e Inuyasha le respondía que se alegraba, que si ella era feliz el también lo era.

Al llegar al pozo se miraron.

_ Bueno… ya nos veremos… Ten cuidado en tu época Kagome… aún así allí también ahí peligros – Dijo Inuyasha.

_ La verdad es que si… como cuando ayer me atacaron esos matones – Con una gota en la cabeza y luego se dio cuenta de lo que dijo, tapándose la boca, pensando – ¡Otra vez yo y mi bocaza!

_ ¿¡Eh! ¡¿Te atacaron unos matones? – Sorprendido pero preocupado.

_ Si tranquilo, no me paso nada… en verdad… me salvo alguien…

Inuyasha suspiro aliviado aunque se pregunto quién sería ese alguien pero ahora no preguntaría, no le dio mucha importancia.

_ Kagome siempre atraes al peligro, espero que la pulsera de Miroku pueda contra tu mala suerte contra el peligro – Con una gota en la cabeza.

_ Si eso espero yo también – Riendo un poco

_ Pero en serio Kagome… ten mucho cuidado ¿sí? – Preocupado.

_ Lo tendré tranquilo y tú también eh. Que te metes también en líos. Bueno me voy y gracias por lo hoy Inuyasha… ¡Adiós! – tirándose dentro del pozo y desapareciendo en una luz azulada.

Inuyasha vio como ella desaparecía.

_ Adiós… - Luego él se quedo un buen rato y finalmente después se fue a la aldea de nuevo.

En la época de Kagome.

Kagome salía del pozo y luego salía del pequeño cuarto donde estaba el pozo, se iba encaminando hacia la casa cuando vio una pluma negra caer del cielo enganchada con una especie de sobre pequeño.

Kagome levanto su mano y lo cogió; abriendo el sobre y leyendo lo que decía.

Hola mi bella dama.

¿Sabes? Estás muy bonita este día.

La luz de la luna refleja con todo su esplendor tu bello rostro.

Desde aquí te veo como un ángel.

Un saludo.

DM.

Posdata: Mira hacia el árbol gigantesco.

_ ¿Hacía el árbol sagrado? – Entonces se dio la vuelta y miro al árbol; entonces lo vio en lo alto de una rama – Dark… - Sorprendida.

Esté saludo desde arriba, saco sus alas negras y bajo hacia donde estaba ella.

_ Hola preciosa, me alegro de verte de nuevo, como te dije en mi pequeña carta… estás hermosa bajo la luz de la luna – Cogiendo su mano y besándosela.

Kagome se sonrojo como un tomate.

_ Q… ¿Qué haces aquí Dark? – Sorprendida aún y sonrojada.

Dark sonrió mirándola.

_ Bueno venía… a felicitarte por tu cumpleaños y para traerte un regalo – Sonriendo.

Kagome se asombro aún más.

_ ¿Cómo sabes que es mi cumpleaños?

_ Jejeje yo es que lo sé todo preciosa – Guiñándole el ojo.

Luego vio que ella ponía una cara de extraña, supuso que ella pensaba que si sabría de todo.

_ Jajaja es broma Kagome… está mañana Etto… espíe un poco y vi que tu familia te felicitaba así que… he sido rápido en que darte para tu cumpleaños.

Kagome se sorprendía aún más pero luego sonreía.

_ Gracias… Dark… no tenías porque molestarte… - Decía ella sonrojada mirando hacia el suelo, pensando – ¿Porque me siento así?... Mi corazón late tan solo así cuando se trata de Inuyasha… pero… esta vez no se trata de Inuyasha… ¿Por qué reacciona así con Dark?

_ Jeje no me molesta, más bien… en mi corazón no se… sentí algo extraño… como si fueses importante… aún no lo sé muy bien… pero… lo averiguare…. Bueno ven… te daré el regalo en otro lugar – Entonces sin que ella pudiera responder la cogió en brazos y alzo el vuelo.

_ ¡Dark siempre haces lo mismo! Ni me dejas responder – Dijo Kagome.

_ Jajaja es que si te dejo responder me dirás que no así que… adelanto las cosas – Riendo mientras reía.

Kagome lo miro primero con una cara y luego ella también río.

Dark volaba hasta llegar a lo alto de un monte, ya que detrás el templo de Kagome había una montaña y allí estaba todo el cielo despejado viéndose todo el cielo estrellado y la luna llena. Luego sobre el suelo estaba lleno de flores de margaritas, rosas, etc.

Kagome se quedo encantada con esa imagen.

_ Ohh que hermoso es esté lugar Dark – Dijo Kagome muy feliz, pensando – Es como la época antigua… se ve desde aquí el mismo cielo…

Dark sonrío.

_ Me alegro que te guste Kagome… esté es el primer regalo… la verdad es que… a mi me encanta esté lugar… es… muy relajante… es el único sitio en el que… me siento libre – mirándola sonriendo.

Kagome le miro extrañada.

_ ¿Libre? ¿Acaso no te sientes libre Dark? – Extrañada y preocupada.

_ Con los que trabajo… no me siento libre… pero bueno da igual, no hablemos de esto… ya me iras conociendo… y yo también te iré conociendo – Sonriéndole.

Kagome vio que quería el cambiar de tema así que acepto y le sonrió.

_ Por cierto, decías que esté era el primer regalo… ¿Cuál es el segundo? – Deseosa de ver cuál era el segundo

_ ¡Ah! Si cierto… se me había olvidado – Entonces saco una caja negra, parecía un pequeño joyero.

Kagome se entraño pero cogió el pequeño joyero y lo abrió. Con lo que había dentro la dejó muy sorprendida. Era un collar con un diamante en forma de corazón colgando, era muy bonito.

_ Dark… esto es mucho… además… ¿No lo habrás robado? – sorprendida.

Dark negó.

_ No… está joya no la he robado… este collar era… de mi madre… y quiero que lo tengas tú – El cogió el collar y enseguida se lo puso a ella – Te queda muy bien – Sonriendo.

Kagome estaba sonrojada.

_ Pero… si es de tu madre… debe ser especial para ti… deberías tenerlo tú… - Preocupada.

Dark volvió a negar.

_ Tenlo tú… contigo… se que estará a salvo contigo y que lo cuidaras muy bien… Kagome… o… es que acaso… ¿no te gusta?

_ Ohh claro que me gusta Dark… nunca… nadie me había regalado algo así… y bueno… si quieres que en realidad me lo quede… está bien… lo cuidare como si fuera un tesoro… como algo importante… como también una parte de mi… te lo prometo… - Sonriéndole.

_ Sé que lo harás… confió en ti… mi dulce Kagome… - Cogiéndola de la mano.

Kagome estaba sonrojada por la forma en que él le decía, pero ella también termino correspondiendo su mano y mirándole a los ojos. Sonriendo.

Después de estar los dos mirándose un rato y de hablar, pensaron que era hora de volver. Dark la llevo a su casa dejándola en su habitación.

_ Quédate también con él sobre y la pluma que te di antes… y buenas noches preciosa… que tengas dulces sueños – Dijo Dark sonriéndole.

Kagome le devolvió la sonrisa.

_ Por cierto… quería preguntarte algo… - Dijo Dark.

_ Dime – Respondió Kagome.

_ Mañana como es sábado… ¿te gustaría salir conmigo al cine y dar una vuelta?…

Kagome se lo pensó y luego pensó que no haría mal salir mañana un rato, no se iba a quedar todo el día estudiando.

_ Está bien – Dijo ella sonriendo.

Dark se alegro.

_ Bien… entonces mañana vendré a recogerte a las cuatro de la tarde, vendré por la puerta eh – sonriendo divertidamente.

_ Jajaja vale… aunque oye… ¿No pasara nada que te vea la gente? – Dijo ella preocupada.

_ No te preocupes, nadie conoce mi identidad, ya que siempre se me oculto en las fotografías y videos… por lo que… no pasara nada.

Kagome asintió más tranquila sonriendo.

_ Pues hasta mañana preciosa… ¡Buenas noches! – Saliendo afuera de la ventana y alzando el vuelo, yéndose.

Kagome se quedo mirando como el desaparecía, luego se ponía el pijama, guardaba el collar en el pequeño joyero, mirándolo sonriendo y hasta se sentía extraña.

Luego puso el ramo de flores de Inuyasha sobre un pequeño jarrón en su mesa y le puso agua, mirándolas también sonriendo.

Finalmente se acostó y se durmió, pensando que mañana iba a ser un gran idea.

CONTINUARA…


siento la tardanza
jeje he estado ocupada
espero que os haya gustado este capi

avatar
serena_serenity
myoga
myoga

Sexo : Femenino
Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 31/05/2010
Edad : 26
Localización : Las Palmas

Volver arriba Ir abajo

Re: Inuyasha Crossh My Hearts - [Kagome/NP] Angst/PFF

Mensaje por Inuyasha777 el Lun Jul 05, 2010 1:04 pm

Hola!!

Esta super chevere la historia.

Excelente Aporte!!! Very Happy

Inuyasha777
Kirara
Kirara

Sexo : Masculino
Mensajes : 248
Fecha de inscripción : 23/04/2010
Edad : 23
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Re: Inuyasha Crossh My Hearts - [Kagome/NP] Angst/PFF

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.